Make your own free website on Tripod.com
LogoSOUTIEN DE NOTICIAS
   
Interés general

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
       

CASA DEL ESCRITOR BALDOMERO FERNÁNDEZ MORENO

RESTAURACIÓN CULTURAL DEL BARRIO DE FLORES

El abandonado y declarado Monumento Histórico Artístico en 1996, reabre sus puertas para refaccionarse * Luego de varias idas y venidas para lograr un centro cultural, fue comprado por un matrimonio de periodistas que harán de su compra un verdadero desafío a los años, devolviéndole su aspecto original

MARINA DEL RIVERO
delriveromarina@ciudad.com.ar

Tras ganar el primer Premio Nacional de Poesía en 1938, el poeta y caminante, Baldomero Fernández Moreno, fue gratificado con 20 mil pesos los cuales destinó a la compra de una enorme casa situada en Francisco Bilbao 2384, en el barrio de Flores.

La vivienda fue construida a principios de 1900 y hoy, tras pasar por varios dueños luego de la muerte del escritor, los periodistas Norberto Colominas y Miriam Lewin al comprar la propiedad hace unos meses, decidieron restaurarla y volver a darle vida a ese aspecto cultural que encierra, respetando sus condiciones originales.
Hasta hace unos años, sólo una recordatoria placa improvisada de cerámica (que aún se mantiene), un malvón que cubría con su sombra el umbral y aún no siendo propiedad de ningún Fernández Moreno, los vecinos de la zona pedían al Gobierno Porteño que adquiera la casa para crear allí un centro cultural, ya que aún conserva en su interior una verdadera y atrapante historia.

La casona, de estilo afrancesado, se compone de pisos de roble, yesería original en los techos y hasta guarda en su jardín, un rosal y un malvón de principios de siglo, es decir, mantiene todos sus componentes originales. Constituye prácticamente un cuadrado con un patio central desplazado hacia la medianera, donde los cuartos de planta alta ventilan a la calle y la planta baja se divide con un amplio hall de entrada y el living comedor al frente. Los servicios con entrada independiente, por la calle Robertson, se ubican en el fondo del terreno. En su planta baja, posee tres ambientes, cocina, patio, una habitación agregada y garaje. En la primer planta se accede, en el descanso de la escalera, a una habitación pera luego llegar a un hall donde hay dos ambientes con un baño completo. La última planta consta de un hall de acceso, tres habitaciones y baño con iguales características que el de la primera planta.

  Ésta, fue dada en sucesión a Elmira Carmen López de F. Moreno, a Clara y Manrique F. Moreno y a Mario Marinelli en 1950, inmediatamente después de la muerte de Baldomero, quien había fallecido de un infarto a los 64 años. Cuando la mansión pasó a ser propiedad de Teresa M. de Ruso -quien se la compró a los Fernández Moreno y luego de su muerte, fue heredada por su hija Ana Elena Russo-, el 10 de abril de 1996 se declaró la ley N° 24.678, que nombra al inmueble "Monumento Histórico Artístico de la Ciudad", según figura en los archivos de la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos. Además, en 1957, había formado parte de un plan promulgado para barrios de interés social, emanada de la "Ley Nacional de Casas Baratas", que debía cumplir con ciertas reglas de racionalización y estandarización del sistema constructivo que es el tradicional.

En 1999, se dispuso su adquisición por medio de suscripción popular, y se rumoreó entre vecinos del barrio, una posible compra por parte del Gobierno Porteño para transformarla en Centro Cultural de exposiciones y debates, estudios literarios, lugar de vecinos y reuniones, o bien, trasladar allí una de las bibliotecas pertenecientes al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La biblioteca en cuestión sería "Mariano Pelliza", ubicada en Cranwell 819. "La casa estaba valuada en 200 mil pesos, y el Gobierno apenas disponía de 150 mil. Hubo disputas con los dueños de la vivienda para lograr bajar el costo, por lo menos a 180 mil pesos. Pero al no alcanzar esa cifra, no hubo trato y todo quedó en la nada", añadió Adriana González, la bibliotecaria.

Hace unos años atrás, mientras todo viajaba en proyecto, una cuenta en el Banco Ciudad había sido abierta con el objetivo de que los vecinos puedan aportar dinero para que se compre la casa y se hiciera de ella un museo histórico. El problema, fue que con solamente $11.000 juntados, no alcanzaban para llegar a los $200.000 estipulados para el valor real del palacete.
El Monumento conserva la mayoría de sus componentes originales en especial en su fachada y ambientes principales. El área no cuenta con ordenanzas de preservación, pero el conjunto del barrio conserva algunas características originales en algunas de sus casas. Este sector del barrio de Flores junta, unas con otras, viviendas unifamiliares que no superan las dos plantas, y hasta las calles conservan el empedrado y su arboleda compuesta por álamos.

Actualmente, fue comprada por un matrimonio de periodistas -Norberto Colominas y Miriam Lewin-, que se consideran, una y otra vez, expertos en Baldomero Fernández Moreno y se caracterizan como fieles admiradores del escritor. Anhelan terminar de pintar sus paredes, techos, ventanas y puertas intentando hacer que se vuelva a vivir una época dentro de ella, terminando así de reparar sus cañerías y toda su íntegra instalación eléctrica.

Lo cierto, es que en manos de quien sea, esa inmensa casa esconde hasta el último minuto de la vida del caminante poeta, Baldomero Fernández Moreno, quien llenó hojas y hojas de su íntima y nostálgica poesía dedicadas, entre otras cosas, a las calles de Buenos Aires que él mismo recorrió sin rumbo.


BIOGRAFÍA:
BALDOMERO FERNÁNDEZ MORENO

Un paso por su vida

Nació el 15 de noviembre de 1886, en Buenos Aires. Fue hijo de padres castellanos. A los 6 años, fue llevado a España, a Barcena, la aldea de su padre. Cursó allí sus primeras letras hasta 1896. Después, se trasladó a Madrid, donde comenzó el Bachiller. En 1899, regresó a Argentina, donde continuó sus estudios secundarios, en Bs. As., en el Colegio Nacional Central. Estudió Medicina en la UBA, en donde se recibió en 1912. Ejerció su profesión en Chascomús y en pueblos de la entonces, gobernación de La Pampa, hasta 1924, pero abandonó dicha profesión para dedicarse a la poesía. Desde entonces, hasta 1950, enseñó literatura en Colegios Nacionales. Fue miembro de la Academia Argentina de Letras. Era un escritor posterior al modernismo, y su estilo fue calificado como "sencillista" por la crítica literaria. Colaboró, asiduamente, en páginas de "La Prensa" (1922 a 1927) y luego en "La Nación". La Sociedad Argentina de escritores, le dio el gran premio de honor correspondiente a Parva (1949). Fue el creador de una nueva modalidad dentro de los estilos poéticos argentinos, de una poesía íntima personal, y nostálgica del todo. Entre su producción, puede destacarse: Los iniciales del misal (1915), Intermedio provinciano (1916), Ciudad (1917), Versos de negrita (1920), Antología (1947), San José de Flores (1943) y Parva (1949), entre otros . Murió con 64 años de edad, de un infarto, en 1950.

 

 

VOLVER

 

| Política de Privacidad | Staff | Página de inicio | Recomiéndanos |

 

SOUTIEN DE NOTICIAS es una publicación independiente.
Registro de la Propiedad Intelectual (en trámite). Reservados todos los derechos.
Sitio web creado el día: Octubre' 29 de 2001.
soutiendenoticias@hotmail.com

 

 

Webmaster
Este sitio fue diseñado para poder visualizarse en un
monitor con una resolución mínima de 800 x 600 píxeles.