Make your own free website on Tripod.com
LogoSOUTIEN DE NOTICIAS
   
Interés general

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
        RECORRIDO POR EL MALBA

La leyenda Berni

De todas sus exhibiciones, las obras de arte pinturezcas de Antonio Berni, son unas de las más vistas y comentadas por las gente * Su triste y desanimada vida, le sirvió para tocar la fama transmitiendo diversos mensajes subliminales con una historia viva y trascendental sobre tela.

MARINA DEL RIVERO
delriveromarina@ciudad.com.ar

Basándose en importantes y particulares contextos sociales, las pinturas y collages del pintor rosarino, Antonio Berni, ya constituyen varios de los rincones más cuncurridos y exibidos del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA). Obras con mezclas de óleo, papel, pintura, metal, madera, juguetes y elementos reales como trozos de tela o vestimentas preparadas, son algunos de los objetos e ingredientes de estas muestras que lo ayudaron a conocer infinitos rincones del mundo entero.
Plasmando historias sobre tela, y transmitiendo diversos aspectos imaginativos reales e irreales del ser humano, Berni logra llegar al espectador con mensajes subliminales que al mismo observador se le puede ocurrir al experimentar un inventado lenguaje envuelto en óleo.

Antonio Berni   "Todo arte y todo artista son, en última instancia, políticos y todo arte admite también una lectura política", supuso una vez, Antonio Berni, dándose él mismo el lugar de ser uno de los pintores más valiosos de la Argentina y uno de los más importantes de América Latina. Sus obras, constituyen un exponente incuestionable del arte político del arte, y es él quien inicia esta modalidad demostrando que sus pinturas no podrían entenderse fuera de un contexto social actual al momento de su preparación.

El principal descubrimiento para Berni, fue la relación entre el arte y la política, el rol del artista como hombre de su tiempo y como actor social. Se acerca al comunismo y desde su interés por la política, asume el compromiso de reflejar en sus cuadros la realidad del mundo que le toca vivir. Desde entonces, para él, la pintura fue su manera de reflexionar sobre la realidad y de intentar transformar el mundo marginal de los trabajadores.

El arte político, muestra el cuestionamiento de las injusticias y desigualdades de la sociedad, formulándose desde una óptica solidaria y humanista. Su "política" expresa una ética entre las relaciones sociales y deja por sabido, más de una vez, que el artista no debe estar por encima ni por debajo de la sociedad, simplemente estar dentro de ella.

En momentos, con aire surrealista, buscó liberar la imaginación y las fuerzas del inconsciente como en los sueños, y así tratar de expresar su vida interior sin que intervenga la razón, y sus imágenes, en lugar de ser similares a la realidad, son lo más inconexas posibles entre sí. Los surrealistas, reúnen imágenes imposibles de verse juntas coherentemente, y alteran los tamaños de los objetos poniéndolos en escenarios, allí donde nosotros mismos como espectadores, no podemos encontrar explicaciones racionales.

Sin ir más lejos, un excelente ejemplo es la "La puerta abierta". Allí, el muro, la puerta, la llave y el alfiler de ganchos gigantescos, los cubos de colores, la cerradura fuera de lugar, el timbre y la letra "T", todas son piezas de un rompecabezas misterioso para inventar historias.
Entre sus producciones, también encontramos a "Desocupados" (1934), donde Berni es el primero en plantear el arte político en la Argentina, "Manifestación" (1934), "Medianoche en el Mundo" (1936-37), "El Caballito" (1956) y "Juanito el Dormido" (1978) , entre otros. En ellos, hay siempre un dibujo cotidiano, elocuente, bien definido, sin rarezas ni distinciones. Cada historia, cada personaje protagonista y cada rostro, es un caso aparte del otro, pero dentro de una misma tipología "berniana", sorprendiendo con su lluvia y combinación de colores, con la disperción y acomodo de las figuras en su tela y por el juego que establece entre el pintor, la obra de arte y el espectador.

Cuando me dirigí por los pasillos del MALBA, los cuadro de Berni me llamaron la atención en varios aspectos. La tristeza de los momentos históricos y cotidianos y en especial, el decaimiento de "Juanito el dormido" (1978), me hicieron pensar la traumada y complicada vida del maestro Berni, como una salida de libertad absoluta, a través del arte, en cada partecita de sus exibiciones.
Una de las frases del pintor, dice que "si no hay amor que transmitir, no hay pintura, no hay arte, no hay nada", y me hace pensar que formó sólo aquel diálogo que nunca pudo decir en palabras. El amor, la libertad y sentimientos vanguardistas, fueron aquellos que buscó defender en cada uno de sus dibujos realizados.

Antonio Berni, supo siempre marcar un estilo de poesía pinturezca. Una poesía donde se enfrentaron inmersos la ternura, el sufrimiento, el humor y la piedad. Su fórmula de "recibir elaborando" y de "importar transformando", es una versión más de su paso por el mundo del arte en su producción.

Cuadros y Fotos:
Gentileza
www.malba.gov.ar

 

 

VOLVER

 

| Política de Privacidad | Staff | Página de inicio | Recomiéndanos |

 

SOUTIEN DE NOTICIAS es una publicación independiente.
Registro de la Propiedad Intelectual (en trámite). Reservados todos los derechos.
Sitio web creado el día: Octubre' 29 de 2001.
soutiendenoticias@hotmail.com

 

 

Webmaster
Este sitio fue diseñado para poder visualizarse en un
monitor con una resolución mínima de 800 x 600 píxeles.