Make your own free website on Tripod.com
LogoSOUTIEN DE NOTICIAS
   
Interés general
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
        24 de Mayo: Entrega de los premios Oscar 2003

Chicago, el gran ganador

El musical en su mayor apogeo: la superproducción dirigida por Bob Mashall obtuvo el Oscar como mejor película, mientras que Nicole Kidman ganó una estatuilla como mejor actriz.

Por VICTORIA PAREDES
victoria@soutiendenoticias.zzn.com

El clima de guerra no evitó que se llevara a cabo la fiesta más grande de Hollywood. Sin alfombra roja y con un fuerte operativo de seguridad, los ojos del mundo se posaron en la ceremonia que este año atraía no tanto por sus posibles ganadores sino por las declaraciones antibélicas que podrían hacerse oír en el escenario. Sin embargo, la entrega de los premios de la Academia no fue utilizada in extremis como plataforma política, aunque hubo alguien que sí rompió con las reglas: Michael Moore-el chico malo que ganó un oscar por su documental Bowling por Columbine- no dudó en lanzar "bombas" hacia el presidente George Bush, criticándolo abiertamente y sin escatimar en apelativos hirientes. Logró que el público lo aplaudiera de pie (al momento de recibir su estatuilla), y luego lo abucheara sentada (al comenzar su discurso antipatriótico). Toda una hazaña.

Cinematográficamente hablando, Chicago logró obtener seis estatuillas, incluyendo la de mejor película-el último musical en ganar en el rubro fue Oliver, en 1968- y una gordísima y superembarazada Catherine Zeta-Jones recibió un Oscar como mejor actriz de reparto. A la lista de galardones que tuvo el film se agregan los rubros de edición, vestuario ,sonido y dirección de arte.Pero Rob Marshall no logró llevarse el Oscar como mejor director. El fugitivo de la justicia Roman Polanski se lo quitó de las manos por su dirección en "El Pianista", que por cierto ganó otras dos estatuillas: Adrien Brody como mejor actor- quien dio un emotivo mensaje pacifista al final de su discurso, tanta era su emoción- y mejor guión adaptado. Es el primer Oscar para Brody, nada mal para comenzar teniendo en cuenta que superó a monstruos como Jack Nicholson y Daniel Day-Lewis, los favoritos a ganar en el rubro.El actor- que en la película interpreta a un pianista judío en la época del dominio nazi- no pudo ocultar su sorpresa que se vio bien reflejada en el besote que le dio a Hally Berry, quien le entregó el premio (ojo que el beso fue en la mejilla, eh?).

Otra que no pudo evitar el lagrimón fue Nicole Kidman,quien finalmente pudo conquistar la estatuilla como mejor actriz por su trabajo en Las Horas.Su llamativa nariz en el filme fue su carta de triunfo. En otras líneas, Chris Cooper (Adaptation o El ladrón de orquídeas en América Latina) ganó como mejor actor de reparto y habló por la paz;Pedro Almodóvar triunfó en el rubro mejor guión original por su filme Hable con ella y adivinen qué: también habló por la paz. Es el segundo Oscar que el director español obtiene en su carrera,siendo su primer estatuilla Todo sobre mi madre, que ganó como mejor película extranjera en el año 2000. La gran sorpresa fue Pandillas de Nueva York-nominada en diez categorías-filme dirigido por Martin Scorsese que se fue con las manos vacías. El Señor de los Anillos: Las dos torres-que contó con la ausencia de su director Peter Jackson,quien no creyó conveniente asistir a la ceremonia por el conflicto con Irak-se impuso en dos rubros (edición de sonido y efectos visuales), y la producción Frida las estauillas en las categorías música y maquillaje.

Alejándonos un poco de los premios, hablemos de su anfitrión, Steve Martin. Su trabajo fue como todos esperaban: chistes, chistes y más chistes fueron sus cartas a la hora de entretener una fiesta que cumplía sus bodas de diamante- hubo un segmento dedicado a recordar a los ganadores de épocas pasadas, que contó con la presencia de carne y hueso de sus protagonistas, algunos muy viejitos- y que trataba en lo posible hacer olvidar el conflicto armado al menos por unas horas. El actor irlandés Peter O´Toole, por ejemplo, al recibir su Oscar honorífico (ése que al pricipio rechazó...)hizo una recorrida por su carrera y agradeció a todos por el galardón.

En síntesis, este año la entrega de los premios de la Academia tuvo un cierto halo de tristeza y preocupación por la guerra que acontecía en Medio Oriente. La frivolidad pasó a un segundo plano, las espectativas de saber quién hablaría a favor o en contra de la guerra- se esperaba que Susan Sarandon o Bono dijeran algo, pero nada salió de sus gargantas y dejaron que Gael García Bernal dejara reflejar su descontento por la guerra, dejando perplejos a muchos- y el durísimo discurso de Michael Moore hicieron una ceremonia diferente, quizás la más apática de los últimos años. Ojalá no se convierta en costumbre.

 

VOLVER

 

| Política de Privacidad | Staff | Página de inicio | Recomiéndanos |

 

SOUTIEN DE NOTICIAS es una publicación independiente.
Registro de la Propiedad Intelectual (en trámite). Reservados todos los derechos.
Sitio web creado el día: Octubre' 29 de 2001.
soutiendenoticias@hotmail.com

 

 

Webmaster
Este sitio fue diseñado para poder visualizarse en un
monitor con una resolución mínima de 800 x 600 píxeles.