Make your own free website on Tripod.com
LogoSOUTIEN DE NOTICIAS
   
Interés general
 
 
 
 
 
 
 
 
        TEATRO INDEPENDIENTE

El escenario de la crisis

Actúan en improvisadas salas, siguen a diario su vocación de artistas y poco les importa su fama * Mientras grandes actores cobran la entrada en medio de la terrible crisis que atraviesa el país, algunos sólo mantienen su bajo perfil y trabajan gratis pasando la gorra.

MARINA DEL RIVERO - SABRINA HODARI

"El teatro se centra en el conflicto y se mezcla el drama con el humor. Lo que varía para transformar algo dramático en algo cómico, es el lenguaje y la intención. Generalmente, uno elige actuar para tomar distancia de sus propios problemas, jugando a ser otro y liberándose así de sus conflictos reales", expresó el actor Mario Kogan.

Así es como los estudiantes de teatro buscan, día a día, permitir descubrirse, despertarse y usar ciertas disciplinas que van entrando en un juego constante junto a los sentimientos, la voluntad, las pasiones, lo consciente, lo inconsciente, las acciones y las propias emociones. Practican la paciencia, la entrega, el hacer y el no hacer, la observación, la atención y el silencio, virtudes que poco poseían al comienzo, pero que lentamente fueron floreciendo y encontrando.

Actualmente, pese a la crisis económica del país, los actores se enriquecen sobre el escenario sin buscar ganar grandes sumas de dinero y lo que recaudan no les sirve para sobrevivir, sino para cubrir sus necesidades básicas. Sólo desean expresarse y comunicarse a través de este arte escénico.

Cientos de espectáculos gratuitos o a la gorra abundan, día tras día, en la calle Corrientes y en los diversos centros culturales porteños. Tienen una exigencia demasiado grande, ya que subsisten del boca en boca, demostrando que no por ser gratuitos deben caratularse como obras de poca calidad. "Éste, es un buen momento teatral porque hay muy buenas obras sin necesidad de abonar entrada. La crisis, por un lado, ha perjudicado al teatro en sí mismo, pero por otro lado, es muy positivo para el actor ya que se le exige elevar su nivel y hacer las cosas todavía mejor para que la gente concurra", afirmó el actor Kogan.

LOS ACTORES Y EL PUBLICO

En función a la respuesta de los espectadores, existen diferencias que dependen de los distintos tipos de obra. El feedback es más que importante en estos casos -especialmente para los actores-, porque es la forma que tienen ellos de lograr su reconocimiento personal. "Hay que buscar un feedback, porque si no hay aceptación por parte del público, hay una falla en el actor", manifestó Kogan.

La reacción de un espectador, va variando según el género teatral. En el show del trío Los Prepu, "Fundamental" (Teatro Lorange), perfilándose al humor, se puede observar cómo los actores interactuan con los espectadores, quienes, inconscientemente, hacen y buscan que éstos formen parte siendo cómplices de sus monólogos en escena.

En cambio, en la obra dramática del grupo Misterios, "Tiempo de Espera" (Actor' s Studio), su público es mayoritariamente adolescente y, al finalizar la obra, se plantea un debate en donde los jóvenes pueden conversar con los actores acerca de lo visto y entender mejor el contenido de lo representado. Otra reacción explícita del público, se vio en la obra "Tiro al Blanco", dictada en una sala del barrio de San Telmo (Carlos Calvo y Balcarse), el público al finalizar la función nunca aplaudió a los actores, ya sea por descontento, por una fuerte emoción y asombro del final de la misma o bien, por no haber entendido en ningún momento lo que transmitían los personajes sobre el escenario... ¿habrá sido por la buena o mala interpretación de los actores?

El Teatro está hecho para un público que gusta del arte en sí mismo y del cual un actor se expresa con libertad y comodidad a los presentes sin ningún tipo de condicionamiento. Permite impresionar, llorar, reir o simplemente hacer que al término de una obra, el espectador salga con un pensamiento diferente al que ingresó a la sala, o bien puede dejarle imágenes o un vacío existencial. La representación compensada con la improvisación, su densidad narrativa y su propia estética, acostumbra a dejarlo con una mueca de satisfacción en la cara.

Es así el caso de la obra de Favio Posca, "Lagarto Blanco" (Paseo La Plaza) vista por un público medio de jóvenes y adultos que, en una escena subida de tono, se levantaron de sus butacas y se retiraron de la sala, cuando el actor hacía su propio monólogo con una de sus partes íntimas.

"La gente que elige ir a ver teatro, lo hace para despejarse, amplificar su vida e identificarse con los personajes en ese momento. También, por una cuestión de comunicación, porque de alguna manera, lo importante del teatro es todo lo que suceda aquí y ahora, y termina por modificar al espectador", afirmó Bruna Sambutaro, profesora de teatro y actriz.

El arte en su producción es tan importante como en la recepción, porque los seres humanos no son sólo los receptores del arte del otro, sino que además constituyen el lugar donde el arte del otro se da a conocer y se actualiza. El lenguaje escénico, es el nivel no verbal y tiene la capacidad de crear -sin didactismos- algo que hay detrás de las palabras y de uno mismo.

 

 

VOLVER

 

| Política de Privacidad | Staff | Página de inicio | Recomiéndanos |

 

SOUTIEN DE NOTICIAS es una publicación independiente.
Registro de la Propiedad Intelectual (en trámite). Reservados todos los derechos.
Sitio web creado el día: Octubre' 29 de 2001.
soutiendenoticias@hotmail.com

 

 

Webmaster
Este sitio fue diseñado para poder visualizarse en un
monitor con una resolución mínima de 800 x 600 píxeles.