Make your own free website on Tripod.com
LogoSOUTIEN DE NOTICIAS
   
Interés general
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
       

Mujeres invisibles

Una profunda grieta social divide a las mujeres afganas * En todo el país sufren discriminación, pero donde controla el régimen talibán la represión es mas dura * En las zonas de la Alianza del Norte gozan de mayores libertades

NATALIA GARCÍA - LUCIANA MERCURIO

La ciudad de Kabul, capital de Afganistán, parece estar habitada por fantasmas. Las túnicas que recorren las calles cubren los cuerpos femeninos victimas de los talibán. Sus ojos y sus manos descubiertas permiten comprobar su condición de ser humano, aunque en su país se las considere casi invisibles.

Presas por su condición, la mujer afgana, ha sido victima del terrorismo talibán mucho antes de que cayeran las torres gemelas y el pentágono. Desde 1996, cuando los talibanes empezaron a ejercer su poder en el sur del país, la severa implantación de la ley islámica significó miles de azotamientos públicos cuyo objetivo es castigar las faltas. La crueldad de un sistema político capaz de anular la proyección personal de la mujer no representa los principios de la religión musulmana.

La milicia fundamentalista que interpreta el Corán a su manera impone un régimen totalitario que regula la vida social, religiosa y privada de las personas. Las mujeres solo pueden salir a la calle totalmente cubiertas por una túnica llamada burkah , que tiene un trozo de tela un poco mas transparente a la altura de los ojos y que cuesta el salario de un funcionario. Si no la pueden comprar, deben permanecer en sus casas. Se le ha prohibido que vayan a trabajar. Los hombres tienen que usar largas barbas. Todos deben orar cinco veces al día obligatoriamente. La milicia destruye los televisores y advierte que estos "aparatos del mal" tramiten perversidades occidentales. A los ladrones se les corta una mano, y si reinciden, un pie. A los adúlteros se los lapida.

Otra realidad

En el territorio dominado por la Alianza del Norte anti -talibán la practica del Islam es mas permisiva. La mujer puede ir a las escuela y a la universidad, aunque la lista de profesiones que puede elegir es mas reducida. La única mujer afgana que practica la medicina en le país trabaja en el territorio de la Alianza. Eligen sus propios maridos pero tienen prohibido volver a casarse. Mazari, habitante del territorio del norte dijo que tiene libertades y que lleva puesto el burkah no por obligación sino por elección propia ya que es una tradición de su pueblo. Piensa en sus amigos y parientes que todavía están en Kabul y expresó que el gobierno también debe caer. "Las mujeres tienen que quedarse sentadas en sus casa mirando la pared".

¿Victimas de su fe?

Lo que realmente propone el Islam es que la mujer es diferente al hombre y tiene un pudor y una timidez que no debe mostrase. Debe cubrirse todo menos las manos y el rostro porque de otra manera se considera un llamamiento hacia el hombre, que naturalmente la va a buscar. Únicamente ante su marido puede exponer toda su belleza. Para el Islam el matrimonio es visto como un paso necesario en la perfección. No se la relega a un plano de inferioridad con respecto a un hombre ya que ambos se crearon de la misma manera, a diferencia de la religión cristiana y judía donde la mujer nace de la costilla de Adán. Una visión generalizada La mujer musulmana es invisible para occidente, y cuando repara en ella su perspectiva resulta tópica y estereotipada.

La desinformación a la que están sometidos los países occidentales genera un desconocimiento de las normas que rige la sociedad musulmana. La figura femenina que propone el régimen talibán no es la que aparece en el mencionado Corán, la discriminación y la inferioridad que sufren en Afganistán es producto de una lectura arbitraria del discurso islámico, que no solo condena a la mujer sino que también se manifiesta a favor de la violencia. Este grupo extremista tiene una misión histórica de cambiar el mundo bajo el adoctrinamiento fanático, rechazado por todas las autoridades religiosas en el mundo musulmán. Es difícil adoptar y entender el comportamiento y la cultura islamita desde un punto de vista occidental. Pero tengamos en cuenta que la situación de la mujer en el sur de Afganistán también es soportada por aquellas que viven en el "tercer mundo" donde la pobreza y la discriminación son moneda corriente.

 

VOLVER

 

| Política de Privacidad | Staff | Página de inicio | Recomiéndanos |

 

SOUTIEN DE NOTICIAS es una publicación independiente.
Registro de la Propiedad Intelectual (en trámite). Reservados todos los derechos.
Sitio web creado el día: Octubre' 29 de 2001.
soutiendenoticias@hotmail.com

 

 

Webmaster
Este sitio fue diseñado para poder visualizarse en un
monitor con una resolución mínima de 800 x 600 píxeles.