Make your own free website on Tripod.com
LogoSOUTIEN DE NOTICIAS
   
Interés general
 
 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
       

Muñecas del siglo XXI

Por MARIA VICTORIA CHAMPARINI
mavuchy@hotmail.com

Actualmente los conceptos de belleza se confunden con los de la perfección. Una mujer atractiva hoy no es aquella a la que la naturaleza ha privilegiado con un lindo color de ojos o una figura agraciada . La generosidad de la genética fue reemplazada por la efectividad del bisturí, las cremas reductoras y los centros de estética. El estereotipo femenino se ha ido modificando con el correr de los años y la mujer fue adaptándose a las modas de todos los tiempos, arriesgando muchas veces su salud.

  Patricia Galimberti tiene 34 años y es la encargada de hacerle las uñas a la conocida conductora de televisión Susana Gimenez. “Las mañanas de los lunes está reservada para la diva”, explica, y debió incluso modificar el horario de atención de su salón, ubicado en Martínez, a dos cuadras de la estación de tren.

Desde entonces lo abre de martes a sábados, y los lunes se dedica a recorrer con su maletin los domicilio de sus clientas. Patricia comenzó a los 20 años haciendo belleza de manos en peluquerías, luego algunos salones y en 1993 consiguió unirse al staff de una de las empresas más prestigiosas del país dedicada al cuidado de las uñas: Nails (que en inglés quiere decir “uñas”). Allí tuvo como clientas a celebridades como Graciela Borges, Nacha Guevara, Mirtha Legrand, entre tantas otras. En 1996 hizo su propia inversión alejada del glamour de Recoleta. Abrió un salón en zona norte y desde el primer día de su inauguración los turnos-cuenta patricia- no alcanzaban. Esta artista de las manos sin embargo confiesa que no tiene tiempo ni tampoco le gusta dedicarse a su belleza. No compra cremas y sus uñas están desprolijas. En casa de herrero ...

Liss trabaja desde hace 3 años en el salón de Patricia, es venezolana y tiene 28 años. Llegó a la Argentina con una promesa de matrimonio de un joven al que prefiere no recordar. En ese tiempo fue clienta de Patricia, pero las necesidades económicas la llevaron a sentarse del otro lado del mostrador. De a poco y con el apoyo de esta nueva amiga fue aprendiendo los trucos para e cuidado de las manos. Liss dice que en su país la estética es un tema que las mujeres no pueden pasar por alto. Los concursos de belleza, las cremas, los productos de maquillaje, las coloraciones para el cabello y los centros di cirugías adornan las tres cuartas partes d e la cuidad . Sin embargo reconoce que en la argentina la preocupación por la belleza supera a la de Venezuela y con ventaja. Dice que las mujeres argentinas se obsesionan demasiado por su apariencia.

Graciela Torres (46) está sentada en la mesa de al lado. Estuvo escuchando atentamente las declaraciones de Lizz y está de acuerdo con ella: Dice que cuando ella era jóven no se preocupaba tanto por su belleza como lo hace ahora. En su baño, confiesa, ya no hay espacio para una sola crema más. Asegura también que desde que se separó sus cuidados de han vuelto algo obsesivos. Acude 5 veces por semana al gimnasio, aplica cremas en su cuerpo de todas las variantes existentes(para las arrugas, la celulitis, nutritivas y las lista se hace interminable). Confiesa que no come ningún producto que no sea light, y acude tres veces por semana a realizarse masajes linfáticos para reducir algunas partes de su cuerpo. A veces también pasa por la cama solar.

“Toda esa locura- reconoce- no es sana, pero por el momento forma parte de su vida”. Graciela tiene dos cirugía en su cuerpo, una de ellas todavía le deja un sabor amargo, o mejor dicho “sabor a nada”. La operación de nariz que se hizo a los 23 años no terminó cuando salió del quirófano, hasta el momento lleva hechas cinco intervenciones porque el tabique quedó muy delgado y es necesario a través de implantes de cartílago reforsarlo, o de lo contrario podría quebrársele con un diminuto golpe. “las lolas”, le quedaron perfectas, dice, pero el dolor de la post operación no se lo desea a nadie.

Sólo por curiosidad... ¿cuánto gastó Graciela en su cuerpo hasta el momento?. Sólo en sus cirugías, masajes y uñas y gimnasio: 250 mil pesos(las operaciones fueron hachas antes de la convertibilidad). ¿Cuánto dinero obtiene Patricia con su salón cada mes?, 10 mil pesos. Ahora sólo queda para un momento de ocio sumarle a estas cifras un presupuesto general de: maquillaje, cremas, indumentaria, bijouteri... y pensar muy bien antes de decir: ¡me gusta ser mujer!

 

VOLVER

 

| Política de Privacidad | Staff | Página de inicio | Recomiéndanos |

 

SOUTIEN DE NOTICIAS es una publicación independiente.
Registro de la Propiedad Intelectual (en trámite). Reservados todos los derechos.
Sitio web creado el día: Octubre' 29 de 2001.
soutiendenoticias@hotmail.com

 

 

Webmaster
Este sitio fue diseñado para poder visualizarse en un
monitor con una resolución mínima de 800 x 600 píxeles.