Make your own free website on Tripod.com
LogoSOUTIEN DE NOTICIAS
   
Interés general
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
        LOS REALITY DAN QUE HABLAR

Cuando la realidad supera la ficción

Se han vuelto un clásico de la televisión argentina desde su aparición inicial a comienzos del 2000 * Como ocurre con todo, al principio fue una novedad y la gente se interesaba por verlo, no quería perderse de espiar una casa o un bar * Pero luego, este género abundó y llegó a saturar las pantallas con similares propuestas

SABRINA HODARI
sabrina@soutiendenoticias.zzn.com

La idea consiste en mostrar la vida en directo, reflejar cómo son y cómo viven los jóvenes de entre 20 y 30 años que son los protagonistas de estas historias "reales" que se muestran por televisión. Los participantes son filmados durante 24 horas, pero en la televisión abierta solo se ven unos pocos minutos y editados. Es decir que un reality más allá de reflejar la vida de los jóvenes actuales, está muy armado, tiene situaciones no tan reales y los contenidos están manipulados. La manera de comportarse no siempre es tan real como parece porque abundan las estrategias para intentar ganar el juego.

En definitiva, no deja de ser un género más dentro de la televisión. Se muestra aquello que pueda interesar a la audiencia que es quien definirá el éxito o fracaso de un programa.

Aparentemente la saturación no causó efectos negativos en el éxito de estos programas dado que la gente los sigue viendo igual. Será por lo divertido que tiene el hecho de espiar sin ser visto?. Otro factor que podría haber insidido negativamente es la falta de credibilidad que estos programas transmiten, sin embargo nada cambió.

Este nuevo formato de televisión abierta que fue traído del exterior, se presentó como un juego en el que se premiaba al ganador con mucho dinero. Inicialmente se puede creer que los jóvenes participantes se hayan anotado por una cuestión económica pero, además, muchos lo vieron como un pasaporte a la fama.

Los protagonistas de esta clase de programas son jóvenes con sueños postergados en el mundo artístico y con intenciones de redescubrirse y conocer gente nueva en un contexto diferente. Pero sin olvidar que buscan acceder a los privilegios que les brinda el ser conocidos y ganar dinero fácil.

La juventud actual está cada vez más confundida en medio de tantos cambios y crisis sociales entonces busca hacer cosas distintas, vivir nuevas experiencias. Para muchos, el hecho de formar parte de un reality show significa mejorar su calidad de vida y para ello, se atreven a exponerse a la mirada de miles de personas que los espiarán sin que se den cuenta.

No obstante, los participantes de un reality como Gran Hermano tienen muy claro que los miran aunque a veces, según ellos mismos dicen, se olvidan de que están las cámaras. Sin duda saben que están expuestos a la mirada de miles de curiosos pero poco les importa. El objetivo de esos jóvenes que deciden exponerse es llegar a ser famosos, entonces están dispuestos a bancarse las reglas que el juego les impone. En cambio, en una sociedad, las cosas son diferentes y la vida real no es como un programa de televisión donde, generalmente, las historias tiene un final feliz. La vida cotidiana es otra cosa.

Las propuestas que fueron apareciendo traían diversas temáticas. Inicialmente llegaron Expedición Robinson, Gran Hermano y El Bar, el éxito de estos programas fomentó, poco después, la llegada de las segundas partes. Luego se conocieron nuevas propuestas como Confianza Ciega, Reality Reality y las Pop Starts.

Expedición Robinson I y II: Consistía en la supervivencia de 16 personas en una isla. Tenía un espíritu aventurero; los participantes estaban divididos en dos grupos que debían competir en diferentes juegos y eran eliminados por votación de sus compañeros.
Gran Hermano I y II: Refleja la vida de 12 jóvenes que permanecen encerrados en una casa, con jardín y pileta, durante cuatro meses, totalmente aislados del mundo exterior. Deben realizar pruebas semanales y administrar un presupuesto. Cada 15 días nominan a dos de sus compañeros que se irán de la casa por votación del público.

El Bar I y II: Este fue el reality justo para la juventud actual porque consiste en la convivencia de 14 chicos dentro de una casa pero, además, deben administrar un bar. Es el más zafado y libre. Allí, los participantes tienen contacto con el exterior ya que la gente se puede acercar al Bar a tomar algo. Deben trabajar tanto en la casa como en el Bar, preparar tragos y picadas para la gente. Son nominados por votaciones internas y expulsados por decisión del público.

Los jóvenes que participaron tanto en El Bar como en Gran hermano, se mostraron frente a las cámaras tal cual son, aunque se debe tener en cuenta que también actúan para éstas con el fin de ganarse el cariño del público y permanecer en el juego el mayor tiempo posible.

En el 2001 surgieron tres nuevas propuestas en un mismo canal. Confianza Ciega: Es un programa en el que participan tres parejas y el objetivo es poner a prueba la fidelidad. Los participantes viven es casa separadas junto a seductores que intentarán llevarlos por el mal camino ya que tienen pautas a seguir. La realidad está totalmente manipulada en este caso, ya que a cada miembro de la pareja se le muestra un tape del otro, muy breve y recortado, con lo más emocionante del día y está en cada uno creer o no en lo que ve de su novia/o.

Pero para no ser menos, los famosos también apostaron al género de ser filmados durante las 24 horas. Surgió así una nueva apuesta: Reality Reality en la que 16 actores conviven en una mansión. Allí se mezclan ficción y realidad.

Además, se presentó el casting para las Pop Stars, una suerte de reality show pero que refleja la selección real de un grupo de chicas para formar un grupo Pop. En las emisiones sólo mostraban las pruebas que las chicas debían superar a diario para hacer realidad su sueño de ser una estrella.

Y eso no es todo, durante el corriente año han aparecido aún más variantes dentro de este género. Super M para elegir a la nueva top model, Camino a la gloria para convertirse estrella del futbol, El candidato para quienes aspiran a ocupar un lugar en la politica, el Pop Stars masculino, y los retornos como Confianza Ciega II y Gran Hermano III. Sin duda, la variedad es inmensa y la gente que decide participar en ellos, también. En cuanto al sistema de elección hay dos variantes: una es la del público que vota telefonicamente y otra es interna de los jurados del ciclo.

En definitiva, un reality show no es tan real como parece. Hay que tener en cuenta que las cosas son según el cristal con que se miren y en este tipo de programas, los integrantes son como los productores los quieren mostrar. Existe un poco de realidad y otro tanto de ficción.

Un reality show es, como se traducen las palabras, un show de la realidad en el que los participantes se comportan como son pero también se crean sobre ellos personajes que definiran el éxito o fracaso de cada uno. Sin duda es un pasaporte o un trampolín hacia la fama y los participantes están dispuestos a todo con tal de conseguir su objetivo. Por lo tanto un reality show, no es la vida misma.

 

 

VOLVER

 

| Política de Privacidad | Staff | Página de inicio | Recomiéndanos |

 

SOUTIEN DE NOTICIAS es una publicación independiente.
Registro de la Propiedad Intelectual (en trámite). Reservados todos los derechos.
Sitio web creado el día: Octubre' 29 de 2001.
soutiendenoticias@hotmail.com

 

 

Webmaster
Este sitio fue diseñado para poder visualizarse en un
monitor con una resolución mínima de 800 x 600 píxeles.