Make your own free website on Tripod.com
LogoSOUTIEN DE NOTICIAS
   
Interés general
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
       

EL CASO WATERGATE

LUCIANA MERCURIO

En 1972, la sede del partido Demócrata llamada Watergate fue escenario de un escándalo provocado por el espionaje ilegal de los republicanos de EE.UU, que habían colocado micrófonos en el lugar. Descubierto este delito por la policía, se vieron implicados altos funcionerios y el propio presidente Nixon, quien debió renunciar en 1974.

Richard Nixon realizaba su campaña electoralpara un segundo mandato presidencial en junio de 1972 cuando un guardia de seguridad del Watergate advirtió que se estaba cometiendo un robo en la sede del Partido Demócrata. La policía detuvo a cinco hombres, que portaban micrófonos, en el lugar y poco después a dos más: el antiguo agente del FBI, Gordon Liddy, y el antiguo agente de la CIA, Howard Hunt. Pronto se descubrió que Liddy, Hunt y el ladrón James Mc Cord estaban relacionados con la Casa Blanca.

El caso permaneció silenciado el tiempo suficiente como para que Nixon fuera reelegido en noviembre. Nixon y sus ayudantes, H. R Hadelman y John Erlichman, ocultaron una serie de sobornos, evasiones de impuestos, financiación ilegal de la campaña, "juegos sucios" contra los candidatos rivales y vigilancia ilegal de enemigos políticos a cargo de la CIA, el FBI y un grupo de la Casa Blanca.

CUnado el juez John J. Sirica y los periodistas del diario The Washington Post, Carl Bernstein y Bob Woodward, empezaron a deshacer el nudo del Watergate. El Senado intervino y formó una comisión investigadora presidida por Sam Ervin, de Carolina del Norte. En marzo de 1973 Mc Cord informó a Sirica de que en su juicio de enero los acusados de haber entrado de forma ilegal en Watergatehabían mantenido silencio o habían mentido por orden de altos funcionarios. El director en funciones del FBI, L. Patrick Gray III, Erlichman, Hadelman y el fiscal general Richard Kleindienst dimitieron y el consejero del Presidente John Dean III fue despedido.

Después de que Dean implicó a Nixon durante audiencias televisadas, un funcionario de la Casa Blanca reveló (también por TV) que el presidente había instalado grabadores en sus despachos. La paranoia de Nixon y su obsesióm por conservar sus conversaciones para la posteridad aseguraron su desgracia política.

 

VOLVER

 

| Política de Privacidad | Staff | Página de inicio | Recomiéndanos |

 

SOUTIEN DE NOTICIAS es una publicación independiente.
Registro de la Propiedad Intelectual (en trámite). Reservados todos los derechos.
Sitio web creado el día: Octubre' 29 de 2001.
soutiendenoticias@hotmail.com

 

 

Webmaster
Este sitio fue diseñado para poder visualizarse en un
monitor con una resolución mínima de 800 x 600 píxeles.